Tema: Hijos de Perdición - Segunda Parte

Por Osvaldo Paiva

TEMA: Hijos de Perdición - Segunda Parte



El peligro de la falta de disciplina.


“Con la vara y la corrección se aprende, pero el hijo malcriado avergüenza a su mamá.” Proverbios 29:15.

Los hijos malcriados son aquellos que no son disciplinados bíblicamente por sus padres. Si son negligentes en esa tarea los estarán condenando al infierno: “No escatimes la disciplina del niño; Aunque lo castigues con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol (Infierno).” Proverbios 23:13-14. El conocimiento de que sus hijos nacen en pecado debe llevar a los padres a buscar en la DISCIPLINA la SALVACIÓN de ellos, si es posible en la niñez. ENTIENDE ESTO: TUS HIJOS SON MALVADOS,

¿Por qué es necesaria la disciplina del castigo físico para nuestros hijos? Porque es la única forma en que ellos aprenden la gravedad del pecado en sus vidas ¿Quién enseña a una criatura de 3 o 4 años a mentir? Nadie, porque nació con ese pecado ¿Quién le enseña a ser malo con sus amiguitos? Nadie, ese pecado ya estaba en su corazón desde antes de nacer. Orgullo, rebeldía, desobediencia, ira, pereza, etc., son pecados con los que ya nacen nuestros hijos. “Yo nací en iniquidad, Y en pecado me concibió mi madre.” Salmo 51:5.

Si no se disciplina a los hijos cada vez que pecan desde que nacen, ellos crecerán sin el temor de Dios y cuando lleguen a la adolescencia ya no podrán contra su naturaleza pecaminosa y pecarán descontroladamente. Espiritualmente serán unos monstruos y un día estarán delante de Dios y serán juzgados por Él y condenados al infierno. Usted los verá ese día y solo podrá decir que Dios es justo porque como padre en lugar de disciplinarlos les consintió y los malcrió. POR ESO LOS PADRES CRISTIANOS NO TENEMOS EXCUSA PARA NO DISCIPLINAR A NUESTROS HIJOS DESDE QUE NACEN.

LA DISCIPLINA ES UNA DE LAS MUESTRAS MAS GRANDES DE AMOR PARA NUESTROS HIJOS: “El que no corrige al hijo, lo odia; el que lo ama, lo disciplina a tiempo.” Proverbios 13:24. David consintió a su hijo Absalón y este fue un hijo malvado, y su maldad lo llevó a la perdición. Elí consintió a sus hijos Ofnee y Finees. Ambos en la edad adulta fueron extremadamente malvados y perversos, burladores y blasfemos. Llenaron de amargura el corazón de su padre y terminaron siendo condenados por Dios para siempre.

Debemos tomar ejemplo de nuestro Padre: “El Señor disciplina a todo el que ama, y castiga a todo al que acepta como su hijo. Entonces soporten esos sufrimientos como se acepta la disciplina de un padre, porque Dios lo hace como un padre que corrige a sus hijos. Si Dios no los disciplinara, significaría que no le importan. Cuando un padre no corrige a sus hijos es porque realmente no los considera sus hijos.” Hebreos 12:6-8. Los padres cristianos solo tienen tiempo para disciplinar a sus hijos con la esperanza de llevarlos a la salvación mientras sean niños. Cuando llegan a la adolescencia ya será demasiado tarde y puede ser que nunca lleguen a ser salvos.

Eso no significa que en la adolescencia y juventud los hijos ya no deban recibir disciplina ¡Sí deben ser disciplinados mientras vivan con sus padres! Pero ya no de la misma forma en que se disciplina a los niños. Porque ellos al ser castigados cada vez que mienten, roban, son desobedientes, rebeldes o perezosos, entienden en forma práctica la gravedad del pecado y la solución. Es decir que cuando un padre por ejemplo disciplina a su hijo por mentir, este debe saber que el enojo de su papá durará hasta que se acerque a él y le pida perdón. Entonces su padre le perdonará y volverá en amistad con él. ESO LES ENSEÑA COMO DEBERAN ACERCARSE UN DIA A SU PADRE CELESTIAL PARA QUE EL PERDONE SUS PECADOS Y LES DE LA SALVACION.

Si llegan a la adolescencia sin aprender esta verdad por medio de la disciplina ya será tarde. Solo restará orar por ellos para que sean salvos por otros medios, que Dios en su misericordia tal vez pondrá en sus caminos. Pero ¿Por qué mejor no obedecer a Dios y ver a nuestros hijos salvos ya en la niñez, antes que esperar que así como el hijo pródigo tengan que volver a su Salvador después de perder todo en la vida?

NO SEAMOS PADRES NEGLIGENTES TRAYENDO AL MUNDO HIJOS DE PERDICION.


Prédicas más recientes en SounCloud

 

 

 

 

 

Instituto Bíblico

Personas Online

Tenemos 24 invitados conectado(s)

Síguenos

Enlaces de interés

Casa de Oración México